Si bien la canción 'Hulyet, hulyet, beyze vintn!' (Destrucción, destrucción, vientos embravecidos) fue compuesta lejos de los guetos nazis, fue una de las más populares entre los reclusos de los guetos judíos. Escrita por Abraham Reisen y compuesta por Mikhl Gelbart, ilustra un paisaje inhóspito y devastado por los vientos implacables. Termina con la frase desesperada: “¡El invierno va a durar mucho tiempo; todavía falta mucho para el verano!”.

Puedes escuchar una grabación de esta canción interpretada por Dan Rous y The New Yiddish Chorale en SaveTheMusic.com