Avrom Akselrod fue un conocido poeta y compositor del gueto de Kovno. Se hizo popular por sus descripciones cínicas, humorísticas y realistas de la miseria y de las alegrías ocasionales de la vida en el gueto. Sus canciones reflejan la lucha cotidiana de los habitantes del gueto. Un ejemplo típico es la canción de 1942 llamada “Judío del gueto, respóndeme a esto”, cuyo estribillo decía “Tsimbale, tsimbale, toca judío del gueto, toca una canción sobre los disparos en el gueto, sobre los ‘inspectores’, sobre los ‘jefes’, que tanto ascienden en rango en el gueto”. Este tipo de crítica sobre la jerarquía del gueto, sobre el sufrimiento de las masas mientras la élite vivía una vida privilegiada, se reflejaba en una de sus publicaciones. Allí preguntaba: ¿quién necesita conciertos en medio de una tristeza tan grande, cuando el hambre aúlla en la casa de cada pobre? Es mejor darles a los trabajadores un poco sopa y frenar el baile en los bailes de disfraces. Sin embargo, Akselrod no sólo escribió críticas: también redactó obras de resistencia y escribió canciones que expresaban esperanza por un futuro más allá del tormento del gueto.

Referencias

USHMM, E. ed., 1997. Hidden History of the Kovno Ghetto, Boston, New York, Toronto, London: Bulfinch Press.