La canción Vilne, Vilne fue escrita a principios de 1930 por A. L. Wolfson para la música de Alexander Olshanetsky. Es un sincero homenaje a la ciudad de Vilna, centro de la vida intelectual y cultural judía, conocida en el mundo judío como “la Jerusalén de Lituania”. Esta canción se interpretaba frecuentemente en el gueto de Vilna durante la ocupación nazi.

Dos versiones de esta canción se pueden escuchar desde el archivo de música judía SaveTheMusic.com