Mordechai Gebirtig escribió la canción Es brent (Se quema). Si bien es una de las canciones idish más conocidas de la época del Holocausto, fue escrita antes del estallido de la guerra en 1938. Gebirtig escribió la canción por un pogromo que hubo ese año en un pueblo polaco. La letra cuenta de la apatía de los transeúntes que presenciaron el hecho. La canción fue muy popular entre los reclusos del gueto judío y habitualmente se interpreta en las ceremonias de conmemoración del Holocausto.

Archivo de grabación de la colección David Boder. Cortesía del Museo Conmemorativo del Holocausto.