“Moja brama". De la colección Kulisiewicz del Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos. Cortesía del Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos (www.ushmm.org).

Este texto fue copiado del artículo sobre Mojo Brama del Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos.

Moja Brama es un recordatorio de Kulisiewicz de las sádicas “competencias deportivas” que se llevaban a cabo en Sachsenhausen. Allí, los hombres de las SS les ordenaban a los prisioneros que hicieran el conocido “Baile indio”, a través del cual obligaban a los reclusos a levantar los brazos rápidamente y en forma reiterada, mirar al cielo, girar sus cuerpos, caer al suelo y pararse nuevamente. Muchos prisioneros se mareaban, se sentían mal o terminaban exhaustos luego de ese ejercicio. Para sobrellevarlo, Kulisiewicz se concentraba en la puerta del campo, tal cual hacen los bailarines de ballet, que se focalizan en un objeto distante para no perder el equilibrio mientras giran. La imagen de la puerta quedó grabada a fuego en Kulisiewicz y permaneció entre sus recuerdos indelebles de la vida en el campo.