El compositor británico Michael Tippett escribió su oratorio (música y libreto) “Un niño de nuestro tiempo” en 1939-1941 en respuesta al pogromo de “La noche de los cristales rotos” de 1938. En la obra, Tippett pretendía tratar el tema del destino individual bajo la opresión social. Incorporó varios espirituales negros conocidos en la obra, incluyendo 'Steal Away' (Escápate).