“Yeder geshikhte hot ire ende" de la colección Boder del Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos. Cortesía del Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos (www.ushmm.org).

La canción en idish 'Yeder geshikhte hot ire ende' (Cada historia tiene su final) fue escrita en el campo de concentración de Buchenwald y está basada en la melodía de la canción popular 'Arum dem fayer' (Alrededor del fuego). Si bien reconoce el sufrimiento continuo de los judíos en los campos, sostiene que incluso esto debe terminar en algún momento. La grabación la consiguió el psicólogo letón-norteamericano David Boder de refugiados judíos en Italia en septiembre de 1946.