El cantor Benzion Moskovits nació el 3 de febrero de 1907 en Leordina, Hungría (hoy Rumania). De niño iba a la Yeshivá (seminario religioso) de Bratislava y ya en su adolescencia era el solista preferido del Rabino Viznitzher. Se desempeñó como cantor por primera vez en el servicio de las Altas Fiestas en la sinagoga principal de Kosice en 1923.

El cantor Moskovits estudió música en Viena y, por consejo del rabino, también aprendió la profesión de orfebre. Al igual que muchos cantores de esos días, también era mohel (ejecutor de las circuncisiones). Se casó con F. Heinovits en 1931, con quien vivió en Bratislava, donde era cantor. Moskovits, su esposa e hijos huyeron de los nazis en 1938. El Rabino Viznitzher le aconsejó que encontrara una profesión en el extranjero, por lo que solicitó un puesto en Gran Bretaña. Mientras tanto, él y su familia encontraron refugio en una casa de familia en Amberes.

Un día de 1938 Moskovits vió un anuncio en un periódico de un puesto vacante en una sinagoga de Ámsterdam y decidió postularse. Tuvo que competir contra otros 79 cantores. Eventualmente, quedaron algunos candidatos, entre los que se encontraba Moskovits, quien llevaba consigo una carta de recomendación de un rabino muy conocido de Bratislava, el bisnieto del famoso rabino Chatam Sofer. Se fue a Ámsterdam unos días antes de la audición para practicar con el coro y logró obtener partituras del Chazzonus holandés a través de un colega de Haarlem (el cantor Petzon) para atraer a la multitud. Sin esperar los resultados de su audición, el cantor Moskovits regresó a Amberes para tomarse un barco hacia Inglaterra, donde le habían ofrecido un puesto. En la estación de tren de Amberes se encontró con un amigo que le preguntó qué estaba haciendo allí, ya que había sido nombrado para el cargo de Ámsterdam. El cantor Moskovits regresó a Ámsterdam y oficialmente se convirtió en el principal cantor de la congregación de Benei Teman (cariñosamente llamada Shul Lekstraat) en 1939.

En 1940 los nazis invadieron los Países Bajos y en 1942 el cantor Moskovits fue deportado a Westerbork, un campo de tránsito holandés. En 1944 fue deportado a Buchenwald. Moskovits cantó para sus compañeros prisioneros y tomó nota de las melodías que escuchaba en un cuaderno de contrabando. Dirigió las oraciones de Rosh Hashaná (Año Nuevo judío) en Buchenwald. Se vio obligado a cantar para los nazis, y tanto su voz como la orfebrería le salvaron la vida. En 1945 fue enviado a Theresienstadt, a una marcha de la muerte.

El cantor Moskovits sobrevivió al Holocausto, pero sus pulmones estaban dañados por el trabajo forzado de las minas de asbesto. Según el propio Moskovits, su voz se deterioró fuertemente durante ese período. Cuando regresó en Ámsterdam afirmó: "¡Eso es lo que obtienes cuando no escuchas al rabino!” -con relación a la sugerencia del rabino Viznitzher para que buscara una profesión en el extranjero.

Después de la guerra, el cantor Moskovits volvió a su puesto en la sinagoga Lekstraat Shul y también trabajó como diseñador y grabador de joyas. Con el tiempo abrió su propia joyería en Ámsterdam. Su trabajo en las minas de asbesto le provocó cáncer de pulmón.

El último servicio público del cantor Moskovits fue el séptimo día de Pesaj en 1968. Su médico declararía luego que no estaba en condiciones de realizar ese servicio. Moskovits falleció el 18 de septiembre de 1968, pocos días antes de Rosh Hashaná. Fue enterrado temporalmente en Muiderberg y vuelto a enterrar en Israel.

Por Jeffrey P. Lieuwen