En su última carta, antes de ser deportado al campo de concentración de Buchenwald, Arno Nadel invocó la protección de Dios sobre la "Bendita Alemania, la sabia nación de poetas y pensadores", pero no pudo prever las consecuencias de su patriotismo, su muerte en Auschwitz en 1943. Nadel estaba convencido de que después de sus "desvíos y errores sangrientos", Alemania finalmente encontraría su camino hacia la "libertad del espíritu y de las artes nobles”. A pesar de su trágica confianza en Alemania, Nadel no pudo escapar a su destino.

El talento de Nadel era muy versátil: era un consumado arreglista, compositor, director de orquesta, pintor, poeta y dramaturgo. También se convirtió en coleccionista de música judía y, en las décadas de 1920 y 1930, compiló una colección de música folclórica judía de Europa Oriental y de sinagoga. De hecho, Nadel fue considerado una autoridad en música judía durante su vida. El historiador de arte Max Osborn elogió a Nadel y manifestó que era un "ser humano talentoso, de suprema creatividad”.

Nacido en Vilna, Lituania, el 3 de octubre 1878 en el marco de una familia jasídica, Nadel inició su educación musical en Königsberg con el renombrado cantor Eduard Birnbaum y continuó con Robert Schwalm. En 1895 se inscribió en el Lehrerbildungsanstalt Jüdische (Instituto de Formación Docente Judío) de Berlín y, después de graduarse en 1900, se estableció allí y comenzó sus estudios de composición con Max Julius Loewengard y Ludwig Mendelsohn. Sus primeras composiciones incluyeron Trauermarsch auf den Tod der Kaiserin Friedrich (Marcha fúnebre por la muerte del Emperador Federico, 1901) y Der Parom (El ferry, 1910). También escribió música de cámara para dos cuartetos de cuerdas, un quinteto, una suite para dos pianos y canciones.

A partir de 1903 Nadel fue el responsable del suplemento de música del periódico de los judíos sionistas, Ost und West, y también del periódico Der Jude de Martín Buber de 1916 a 1918. Asimismo trabajó como crítico de música para Vossische Zeitung, Vorwärts y Freiheit die Musik, y contribuyó con otros periódicos y varias obras de referencia. Nadel también dio clases particulares de música, historia del arte y literatura.

En 1916 asumió el cargo de director de coro de la sinagoga Kottbuser Ufer; un puesto que luego implicó la supervisión de los eventos musicales de todas las sinagogas de Berlín. En esa época, se dedicó cada vez más a componer y a arreglar obras centradas en la canción tradicional de la sinagoga, en la lectura cantada de la Biblia y en la música popular judía. La mayoría de estas obras fueron publicadas (Jüdische Liebeslieder, Berlín: Benjamin Harz, 1923; Jontefflieder, Berlín: Jüdischer Verlag, 1919) o se utilizaron como complemento musical de sus artículos en Gemeindeblatt der jüdischen Gemeinde zu Berlin. Con excepción de Zemirot shabat: Die häuslichen Sabbatgesänge (Berlín: Schocken Verlag, 1937), muchas de sus grandes composiciones escritas después de 1933 sólo sobrevivieron manuscritas. Un caso típico es el de Orgelvorspiel über hebräische Motive, que se estrenó en marzo de 1936 en la sinagoga Friedenstempel de Berlín con Herman Schwarz en el órgano, y la adaptación de 1940 de Der Herr segne und behüte dich para coro masculino y solistas. El preludio de la película Melodie Hebräische de 1935 es uno de los pocos trabajos que se registraron.

Las composiciones de Nadel cumplían varias funciones al mismo tiempo: se llevaban a cabo durante conciertos y el servicio de la sinagoga. En charlas/ recitales, también cobraban una dimensión educativa, ya que le presentaba al público judío diferentes tipos de música, tanto a nivel teórico como práctico.

En 1923 la comunidad judía de Berlín le encargó a Nadel que recopilara y arreglara música nueva para sus liturgias. Esto dio lugar a un compendio manuscrito de siete volúmenes de música de sinagoga para el cantor, el coro y el órgano, que se completó el 8 de noviembre de 1938. La antología refleja la pasión de Nadel por la recolección de un amplio repertorio de música judía, caracterizado por canciones populares de Europa Oriental y de sinagoga, como así también por música para cantores, que a su juicio debía expresarse de una manera artística. Nadel coleccionaba manuscritos antiguos de la música litúrgica judía (por ejemplo, era dueño del Hannoversches Kompendium de 1744) y había salvado también el repertorio con el que se encontró cuando estudiaba con Eduard Birnbaum en Königsberg. Así, las partituras de Birnbaum escritas a mano y los manuscritos dedicados se convirtieron en parte de la extensa biblioteca de música de Nadel.

Nadel logró su máxima expresión como escritor. Escribió varios libretos, siete dramas y más de dos mil poemas y ciclos inspirados en el teatro judío polaco y ruso. Entre lo más destacados se encuentra la colección de poesía Der Ton: Die Lehre von Gott und Leben (El tono: un estudio sobre Dios y la vida) de 1920. Como expresionista, Nadel ganó mayor popularidad a principios de 1920 con su poesía influenciada por la filosofía espiritual del taoísmo. En 1923, algunos de estos poemas fueron publicados en su versión de bolsillo. Su colección de poesía Der weissagende Dionysos de 1925 fue el resultado de veinticinco años de escritura. En 1935, ya se habían publicado y distribuido una docena de libros con poemas de Nadel por toda Alemania. A partir de 1910, la poesía de Nadel se comenzó a comparar favorablemente con las obras de los grandes poetas líricos alemanes: Alfred Mombert, Theodor Däubler y Oscar Loerke. Sin embargo, con la llegada del nazismo, cualquier otra publicación de su obra poética quedó prohibida.

Recién en 1918 (relativamente tarde) Nadel se dedicó a la pintura. Arraigado en el judaísmo y en el expresionismo, Nadel creó el ciclo Vierzig Gestalten der Bibel (Cuarenta personajes bíblicos) y muchos autorretratos.

Si bien Nadel logró obtener una visa de salida hacia Inglaterra, estaba demasiado débil y desanimado para hacer el viaje. El 12 de marzo de 1943 fue deportado al campo de concentración de Auschwitz, donde fue asesinado ese mismo año.

Antes de su deportación, Nadel le dejó toda su biblioteca a un vecino que logró salvar gran parte del material. Después de la guerra, el vecino la volvió a llevar a la propiedad de Nadel. Un ávido coleccionista y amigo personal de Nadel, Eric Mandell, adquirió la colección de la familia Nadel y se la llevó con su propia colección a los Estados Unidos. Actualmente, se encuentra sin catalogar en el Archivo de Gratz College, en Filadelfia. Los diarios personales de Nadel fueron salvados por el pintor Käthe Kollwitz.

Por Tina Frühauf

Referencias

Arno Nadel Collection. Gratz College Archives, Philadelphia.

Eric Werner Collection. Leo Baeck Institute, New York.

Berl, H. (1926). Das Judentum in der Musik, Stuttgart: Deutsche Verlags-Anstalt.

Kasack, H. (1956). ‘Arno Nadel.’ Mosaiksteine: Beitrage zu Literatur und Kunst. Frankfurt am Main, Suhrkamp, 243–48.

Keller, M., (Ed.). (2006). Erich Mendel/Eric Mandell: Zwei Leben für die Synagoge. Essen, Klartext.