Bohumir Cervinka fue un violinista profesional checo, graduado del Conservatorio de Praga. Fue encerrado en el campo de Sachsenhausen hacia fines de 1930 y desde que llegó allí fue musicalmente activo y popular. Junto con el cantante Jan Vala, fue uno de los pocos miembros mayores del coro checo del campo. Este coro de elite, organizado y dirigido por Frantisek Marusan, estaba conformado principalmente por músicos serios y estudiantes de música arrestados después de la acción de noviembre de 1939.

Durante sus primeros años en Sachsenhausen, Cervinka logró conseguir un violín de segunda categoría y pasaba de barraca en barraca tocando para sus compañeros de encierro. Impresionado por la gran recepción que su música tenía entre los internos, decidió intentar armar un cuarteto de cuerdas. En ese momento, había muchos músicos y artistas en el campo debido a la deportación de 1.200 estudiantes checos a Sachsenhausen en noviembre de 1939. El cuarteto empezó con Cervinka como primer violín, Karel Stancl como segundo violín, el estudiante checo Jan Skorpik en la viola y el comunista alemán Eberhard Schmidt en el violonchelo. Los músicos interpretaban obras de Haydn, Beethoven, Schubert, Mozart, Brahms y Dvorak. Durante los primeros años de su existencia, el cuarteto era ilegal y debía practicar en secreto para no llamar la atención de las SS. Sin embargo, después de un tiempo, los guardias les otorgaron permiso para convertirse en una banda musical oficial. Por sobre todas las cosas, esa mejora de categoría les dio a los músicos acceso a un área de práctica preferencial. Stancl recordaba vívidamente el primer concierto público del cuarteto que se llevó a cabo para Semana Santa de 1941: 

Como la habitación era pequeña y el interés que había en nuestro programa era grande, los siguientes conciertos se realizaron en la sala del baño del campo. Los camaradas alemanes que trabajaban en el cuarto de baño lo decoraron con buen gusto: construyeron un podio con mesas, pusieron unas cuantas filas de sillas y no se olvidaron de las flores. En ese espectáculo tuvimos mucho éxito, especialmente cuando tocamos Cuarteto Americano de Dvorak. También tuve algunos solos de violín... El público siempre nos aclamaba, la sala siempre estaba llena y todos los oyentes que no tenían asiento se paraban alrededor de la sala. 

Los cuatro hombres también participaban ocasionalmente de eventos de entretenimiento: recitaban poesía o presentaban breves obras de teatro. Durante casi tres años, el cuarteto entretuvo a sus compañeros de prisión, hasta la expulsión de Jan Skorpik en 1943. 

Referencias

Gilbert, S., 2005. Music in the Holocaust: Confronting Life in the Nazi Ghettos and Camps, Oxford: Oxford University Press.  

Kuna, M., 1993. Musik an der Grenze des Lebens: Musikerinnen und Musiker aus Böhmischen Ländern in Nationalsozialistischen Konzentrationslagern und Gefängnissen, Frankfurt/M.: Zweitausendeins.  

Lammel, I., 1995. Das Sachsenhausen-Liederbuch. In G. Morsch, ed. Sachsenhausen-Liederbuch: Originalwiedergabe eines illegalen Häftlingsliederbuches aus dem Konzentrationslager Sachsenhausen. Berlin: Hentrich, pp. 14-31.