'Lichtenburger Lagerlied' (Canción del campo de Lichtenburg), una de las primeras canciones oficiales del campo de concentración, fue escrita a fines de 1933 por un docente anónimo y estaba basada en una melodía de origen desconocido. El prisionero político polaco Aleksander Kulisiewicz, quien sobrevivió a Sachsenhausen y dedicó su vida después de la guerra a la tarea de promocionar la música de los campos nazis, frecuentemente incluía esta canción en sus presentaciones.

Fragmento del CD Songs from the Depths of Hell (Canciones de las profundidades del infierno). Cortesía de Smithsonian Folkways.