La canción ‘Graue Kolonnen’ (Columnas grises), creada en uno de los primeros campos de concentración nazi  en el distrito de Emsland (Alemania), fue escrita por un prisionero desconocido y basada en la canción popular 'Wilde Gesellen' (Compañeros salvajes) del período de la preguerra. La canción habla del trabajo forzado al cual estaban expuestos los prisioneros, pero mantiene el estribillo original alentador de 'Wilde Gesellen': “¡El sol se quedará por nosotros!”.

Graue Kolonnen fue tomada del CD Songs from the Depths of Hell (Canciones de las profundidades del infierno). Cortesía de Smithsonian Folkways.