Carlo Sigmund Taube, brillante pianista, director de orquesta y compositor, nació el 4 de julio de 1897 en Galicia. Si bien recibió capacitación como concertista de piano (estudió varios años con Ferruccio Busoni en Viena), las presiones económicas obligaron al joven Taube a buscar empleo en cafés y clubes nocturnos en la Viena de la entreguerra, y más tarde en Berno y en Praga. En diciembre de 1941, Taube fue deportado a Theresienstadt con su esposa e hijo. En el campo, dio varios recitales de piano y también dirigió conciertos semi-clásicos al aire libre en la plaza de Theresienstadt. Irónicamente, el encierro le ofreció a Taube la oportunidad de dedicarle más tiempo que antes a la composición. Mientras estuvo encarcelado llevó adelante un proyecto de composición ambicioso (no fue bien recibido por todos), que denominó “La Sinfonía de Theresienstadt” y cuya partitura no sobrevivió. También compuso varias otras obras cortas que no fueron preservadas, incluyendo Poem, Caprice y Meditation para violín y piano y Ghetto Suite para orquesta y contralto. La única de composición de Taube que sobrevivió a Theresienstadt fue una canción de cuna para soprano y piano intitulada Ein Jüdisches Ki (“Un niño judío”, 1942). Era una canción conmovedora en la que los padres expresaban el amor que sentían por sus hijos, para quienes no podían proporcionar un hogar. Taube fue asesinado en Auschwitz el 11 de octubre de 1944.

Referencias

Joža Karas, Music in Terezín 1941–1945, second edition (New York: Pendragon Press, 2008).