El bajista Karel Berman, uno de los intérpretes musicales más activos y populares de Theresienstadt, nació en Bohemia el 14 de abril de 1919. Sus estudios en el Conservatorio de Praga fueron interrumpidos forzosamente por la invasión nazi y en 1941 fue deportado a Theresienstadt, donde se distinguió como un músico versátil en una gran cantidad de actividades: desde director de escena y orquesta hasta compositor e intérprete de piano y, en particular, de bajo. Muchas de las funciones de ópera de Berman en el campo incluyeron “La novia vendida” y “El beso” del compositor checo Smetana, como así también “Las bodas de Fígaro” y “La flauta mágica” de Mozart. En el gueto también se destacó como solista en la renombrada función “Requiem” de Verdi, bajo la batuta de Rafael Schächter. Dio frecuentes recitales como solista e incorporó un repertorio estándar, composiciones checas y obras de jóvenes compositores de Theresienstadt. Un programa existente de un concierto del 22 de junio de 1944 incluye, por ejemplo, obras de Beethoven y Dvorák, “Cuatro canciones para el texto de la poesía china” de Pavel Haas y una obra que Berman continuó regularmente para agregar a sus programas de la posguerra. Además de sus prolíficas actividades, Berman también se convirtió en el director de un coro de niñas de Theresienstadt y dirigió un acto de la ópera cómica “En el pozo” del compositor checo Vilém Blodek. También compuso algunas obras notables, como “Tres canciones” para voz aguda y piano, una suite para piano intitulada “Terezín” y un ciclo de cuatro canciones para bajo y piano intitulado Poupata (“Capullos de rosas”). Algunas de estas obras fueron realizadas con el auspicio de Studio für neue Musik (“Estudio para música nueva”) de Viktor Ullmann. En una de sus críticas más entusiastas en Theresienstadt, Ullmann describió a Berman como un “artista, cantante, compositor y director de orquesta elocuente, valiente, talentoso e integral”.

Berman fue llevado a Auschwitz en octubre de 1944 y pocos días después fue trasladado a Kaufering, un subcampo de Dachau. Sobrevivió a una marcha de la muerte y fue liberado por el ejército norteamericano en mayo de 1945. Después de la guerra, Berman regresó al Conservatorio de Praga para completar sus estudios y se graduó como cantante y director de escena en 1946. Desde entonces se desempeñó en ambas profesiones y trabajó activamente como artista en óperas, oratorios y recitales solistas en toda Europa y Japón..

Referencias

Joža Karas, Music in Terezín 1941-1945 (New York: Beaufort Book Publishers, in association with Pendragon  Press, 1985).