Durante la Segunda Guerra Mundial, el Conservatorio de París experimentó cambios drásticos entre colaboración y resistencia. En cuanto empezó la ocupación, el director del Conservatorio, Henri Rabaud, le escribió a los nazis por iniciativa propia. Por miedo a que la cantidad de músicos judíos que estudiaban o trabajaban en el Conservatorio diera lugar a su cierre, sugirió que ayudaría a los alemanes a ‘limpiarlo’ para garantizar su supervivencia. Tras la publicación de los nazis de la Premier statut des Juifs (Primera regulación relacionada con los judíos), Rabaud llevó a cabo una investigación formal sobre la cantidad de músicos judíos en la institución y, entre los quinientos ochenta alumnos, encontró veinticuatro judíos y quince medio judíos. El mismo Rabaud tuvo la última palabra sobre quién era judío y, cuando terminó la investigación, aprobó una moción que les prohibía a los músicos judíos recibir premios o participar activamente en las clases. Veinticinco alumnos y dos maestros tuvieron que irse.

Sin embargo, en abril de 1941, Rabaud le pasó el cargo de director a Claude Delvincourt, quien adoptó el enfoque opuesto. Delvincourt luchó por una prórroga que permitió que sesenta de sus alumnos escaparan de los campos de trabajo forzado (Service du travail obligatoire) y formaran la Orquesta de los cadetes de Conservatorio. Al esconder a los músicos en esta orquesta, logró evitar que fueran deportados. Delvincourt también distribuyó identificaciones falsas, vales de comida, documentación laboral y dinero con la ayuda de Marie-Louise Boellman-Gigout, una maestra de órgano y miembro de la resistencia. Delvincourt discutió con los nazis para que le permitieran mantener el 3% de alumnos judíos en la institución, como se les permitía a muchas otras organizaciones de educación superior. No obstante ello, en septiembre de 1942, el colaborador francés Abel Bonnard le escribió a Delvincourt para notificarle que no se permitirían judíos en el Conservatorio. Gracias a la clasificación que Rabaud había llevado a cabo en 1940, los nazis tardaron sólo cuatro días en desalojar a todos los alumnos judíos. Sin embargo, Delvincourt logró salvar a unos pocos, como el estudiante judío Sergé Blanc, que tenía apellido francés. Hizo que los otros tuvieran clases secretas y los ayudó a volver a entrar en el Conservatorio después de la liberación. Delvincourt utilizó el seudónimo de Monsieur Julien para escapar de la persecución y se unió al grupo de resistencia Front National des Musiciens, cuyas reuniones a menudo se llevaban a cabo en su oficina. Ningún alumno del Conservatorio fue deportado bajo su supervisión.

Delvincourt también ayudó a los profesores del Conservatorio. Si bien los alemanes excluyeron a ocho profesores en 1942, Delvincourt luchó para que el profesor de armonía Maurice Franck pudiera enseñar nuevamente después de ser liberado de su cautiverio como prisionero de guerra. Otros miembros del personal ayudaron a Delvincourt. Charles Munch dirigió la orquesta del Conservatorio durante la ocupación, protegió a los miembros de la Gestapo, ayudó a promover a los compositores franceses y donó parte de sus ingresos a la resistencia. Recibió la distinción Legión de Honor en 1945 en reconocimiento a sus esfuerzos. El editor Gaston Gallimard y la productora de cine Denise Tual también organizaron los Conciertos de la Pléiade (una referencia a un grupo de poetas del renacimiento francés), que con frecuencia tenían lugar en el Conservatorio. Mientras el público contara con menos de 40 personas, no se necesitaba ningún permiso, por lo que podían introducir obras clandestinas como las del compositor judío Darius Milhaud.

Otros músicos afiliados al Conservatorio trabajaban en actividades de resistencia en otras partes de Francia. Maurice Hewitt, miembro del famoso Cuarteto de Cuerdas Capet, fundó la Orquesta de Cámara de Hewitt en 1939, antes de la guerra, y grabó las obras del compositor francés Rameau durante la ocupación para ayudar a promover el patrimonio cultural francés. También se unió a una organización de resistencia británica que ayudó a los pilotos aliados a escapar a España. Fue arrestado y deportado a Buchenwald en 1943, donde organizó una serie de conciertos. Cuando fue liberado, en 1945, dirigió Requiem de Fauré con ropa de prisión en conmemoración a los ciudadanos franceses que habían muerto en los campos. Asimismo, Henri Dutilleux, que estudió composición en el Conservatorio hasta justo antes del estallido de la guerra, se negó a componer durante la ocupación y escribió: “no quería estar en una jaula de oro. No era el momento adecuado. Mi hermano era prisionero de guerra y mis amigos habían sido asesinados”. Trabajó para Radio Vichy y en Studio d'Essai de Pierre Schaeffer. También se unió al Front National des Musiciens, donde conoció a su futura esposa Genevieve Joy.

A pesar del éxito de las actividades clandestinas de Delvincourt, no debemos olvidarnos de los miembros del Conservatorio que fueron asesinados durante la guerra. Entre ellos estaban los jóvenes y prometedores compositores Jean Vuillermoz y Jehan Alain. Los alumnos que fueron echados del Conservatorio en mano de los nazis también fueron reconocidos en las últimas dos décadas. 

Por Daisy Fancourt

Referencias

Richard E Burton Francis Poulenc (Bath, 2002)

Roland Penrose Au service du peuple en armes (1945)

Benjamin Ivry Francis Poulenc (London,m 1996)

Alan Riding And the Show Went On: Cultural Life in Nazi-Occupied Paris (London, 1910)

Honegger I am a composer (London, 1966)

Jane F. Fulcher 'Debussy as National Icon: From Vehicle of Vichy's Compromise ot French Resistance Classic' The Musical Quarterly (Oct, 2011)

Agnes Callu 'Le conservatoire de Paris: les réformes structurelles' La Vie Musicale Sous Vichy, ed. Chimenes, (Brussels, 2001).

Jean Gribenski 'l'exclusion des juifs du conservatoire' La Vie Musicale Sous Vichy, ed. Chimenes, (Brussels, 2001).

Alexandre Laederich 'Les associations symphoniques parisiennes' La Vie Musicale Sous Vichy, ed. Chimenes, (Brussels, 2001).

Guy Kirvopissko, Daniel Virieux 'Musiciens, une profession en résistance' La Vie Musicale Sous Vichy, ed. Chimenes, (Brussels, 2001).

Harry Halbrech Arthur Honegger (Geneva, 1995)

Pierre Meylan Honegger: son oeuvre et son message (Lausanne, 1982)

Bernard Grasset Georges Auric: Quand j'étais la (Paris, 1979)

Georges Auric Ecrits sur la musique 'lettres francaises [clandestine]' ed Carl B. Schmidt (New York, 2009)