Le Chant des Partisans

Ami, entends-tu le vol noir des corbeaux sur nos plaines?
Ami, entends-tu les cris sourds du pays qu'on enchaîne?
Ohé partisans, ouvriers et paysans, c'est l'alarme!
Ce soir l'ennemi connaîtra le prix du sang et des larmes.
Montez de la mine, descendez des collines, camarades,
Sortez de la paille les fusils, la mitraille, les grenades;
Ohé les tueurs, à la balle et au couteau tuez vite!
Ohé saboteur, attention à ton fardeau, dynamite...
C'est nous qui brisons les barreaux des prisons, pour nos frères,
La haine à nos trousses, et la faim qui nous pousse, la misère.
Il y a des pays où les gens au creux des lits font des rêves
Ici, nous, vois-tu, nous on marche et nous on tue, nous on crève.
Ici chacun sait ce qu'il veut, ce qu'il fait, quand il passe;
Ami, si tu tombes, un ami sort de l'ombre à ta place.
Demain du sang noir séchera au grand soleil sur les routes,
Chantez, compagnons, dans la nuit la liberté nous écoute.

and then the final lyrics are replaced with whistling
Ami, entends-tu les cris sourds du pays qu'on enchaîne?
Ami, entends-tu le vol noir des corbeaux sur nos plaines?
Oh oh oh oh oh oh oh oh oh oh oh oh oh oh...

La canción partisana

Amigo, ¿oyes el vuelo negro de los cuervos en nuestra llanura?
Amigo, ¿oyes el rumor sordo del país al que están encadenando?
¡Oigan, guerrilleros, obreros y campesinos, la alarma está sonando!
Esta noche el enemigo conocerá el precio de la sangre y de las lágrimas.

Salgan de la mina, bajen de las colinas, camaradas,
Tomen las armas, las municiones y las granadas que están debajo de la paja.
¡Oigan, asesinos, con balas y navajas matan rápido!
¡Oye, saboteador, cuidado con tu carga de dinamita!

Nosotros somos los que rompemos los barrotes de las cárceles por nuestros hermanos,
El odio nos persigue, el hambre nos conduce, pura pobreza.
Hay países en donde la gente duerme en su cama y sueña.
Aquí, ya ves, nosotros caminamos, matamos y morimos.
Aquí, cada uno sabe lo que quiere y lo que hace al pasar.

Amigo, si caes, otro amigo sale de la oscuridad y ocupa tu lugar.
Mañana, la sangre negra se secará a pleno sol en las calles.
Canten, compañeros, en la noche la libertad nos escucha.

Y luego la letra final se reemplaza con silbidos.

Le Chant des Partisans (“El canto de los partisanos”), cantada por Anna Marly, fue una de las canciones que se interpretó con mayor frecuencia y a su vez fue una de las canciones más importantes de la resistencia francesa. Se convirtió en un símbolo de la posición de Francia contra los nazis y también tuvo un papel funcional en varios movimientos de resistencia en Francia y en el exterior.

Marly nació en Rusia durante la Revolución de Octubre de 1917 y escapó con su madre poco después de cumplir un año. Tuvo una vida extraordinariamente variada: vivió en Menton, trabajó como bailarina de ballet en Monte Carlo y estudió con Prokofiev antes de mudarse a París en 1934 donde trabajó en cabarets. Después de la caída de Francia en 1940, Marly huyó a Londres, donde estableció contacto con Francia Libre. Emmanuel d’Astier, un importante líder de la resistencia, escuchó a Marly cantar una vieja canción rusa y se le ocurrió agregarle una letra de resistencia. Mientras se refugiaban en la casa de d’Astier, el periodista Joseph Kessel y su sobrino Maurice Druon llevaron a cabo esta tarea, y la canción se transmitió por primera vez en 1943 en la Radio-Londres, la estación de radio de la resistencia francesa que transmitía desde Londres. Su popularidad creció desde allí: al presentador de la radio André Gillois le gustó tanto la canción que la dejó como cortina musical de la BBC. En Francia, como el himno nacional “La Marsellesa” fue prohibido por los nazis, Le Chant des Partisans fue utilizado en su lugar como el himno nacional sucedáneo de Francia Libre y después de la guerra se convirtió en el himno nacional temporal de Francia. También se hizo costumbre cantar la canción después de que un combatiente de la resistencia fuera asesinado y luego seguía “La Marsellesa”. Los periódicos clandestinos, como Combat, facilitaban este tipo de rituales, ya que hacían copias en papel de la partitura y de la letra para que se distribuyeran por toda Francia. Incluso después de la guerra, la canción continuó manteniendo su relevancia: cuando las cenizas de Jean Moulin fueron trasladadas al Panteón de París en 1964, la letra de la canción se hizo presente en el discurso de André Malraux.

La canción también fue usada para motivar a las Fuerzas Aliadas fuera de Francia. Marly se unió a la Entertainments National Service Association, que fue creada en 1939 para brindar entretenimiento a las fuerzas armadas británicas y a las Fuerzas Aliadas de toda Europa. En su extraordinaria autobiografía, el combatiente de la resistencia Lucie Aubrac recordó una reunión con Marly, d’Astier y Kessel junto con Henri Frenay (otro importante combatiente de resistencia francesa) en un restaurante clandestino de Londres en 1944. Allí Marly cantó Le Chant des Partisans para levantarle el ánimo a los invitados de la cena. En reconocimiento por su trabajo, Anna Marly fue nombrada por Francois Mitterrand Chevalier de la Légion d’Honneur (“Caballero de la Legión de Honor”) en el 40° aniversario de la liberación.

Por Daisy Fancourt

Referencias

Aubrac, Lucie Outwitting the Gestapo 1984 Ils partiront dans l’ivresse (Seuil, 1984)

Chimello, Sylvia La Résistance en chantant (Paris, 2004)

Marly, Anna Mémoires (Paris, 2000)

Raskin, Richard "Le Chant des Partisans: Functions of a Wartime Song." Folklore [U.K.], 102, 1 (Summer, 1991), pp. 62–76.