Shtiler, shtiler (“Tranquilo, tranquilo”) fue una de las canciones más queridas del gueto de Vilna. Alek Volkoviski la compuso a los once años y Shmerke Kaczerginski escribió la letra de esta canción de cuna que se estrenó en abril de 1943, en uno de los últimos conciertos organizados por el Consejo Judío, antes de liquidación del gueto. La conmovedora letra habla de los asesinatos que se llevaban a cabo en Ponar, un bosque cerca de Vilna, y lamenta el dolor y el sufrimiento de los reclusos del gueto.

Una versión de esta canción se puede escuchar desde el archivo de música judía SaveTheMusic.com