Avraham Sutzkever, uno de los poetas idish contemporáneos más importantes, nació en Smorgon (entonces parte del Imperio Ruso, hoy Bielorrusia) el 15 de julio de 1913. Su familia, pobre pero educada, se estableció en Vilna mientras todavía era un niño. Desde un principio, Sutzkever quiso ser poeta y participó de Yung Vilne (“Vilna joven”), un grupo de aspirantes a escritores idish. Su primera colección, intitulada simplemente Lider (“Poemas”), fue publicada en 1937. Cuando se estableció el gueto de Vilna, Sutzkever (como los demás miembros del grupo izquierdista) continuó con su trabajo creativo y se convirtió en uno de los poetas más famosos del gueto. Gradualmente, a través de su amplia participación con los partisanos, sus escritos se tornaron más políticos. Un poema escrito para su hijo recién nacido asesinado, “El niño de la tumba”, ganó un premio literario en el gueto, y su canción Unter dayne vayse shtern (“Bajo tus estrellas blancas”), cuya melodía era de Avrom Brudno, fue una de las más populares del gueto. Un amigo y compañero sobreviviente de Vilna creía que “el destino de Sutzkever lo hizo llegar hasta el gueto de Vilna, lo hizo vivir en el infierno y salir vivo”.

Como la vida en el gueto se tornó cada vez más complicada y la realidad de la ‘Solución Final’ se hizo más y más difícil de negar, las actividades de los partisanos clandestino se intensificaron. Sutzkever se involucró en muchos actos de resistencia: en la lucha por construir armas para utilizar en contra de sus opresores nazis, por ejemplo, él y unos amigos robaron plomo de una imprenta y lo fundieron. “Fundimos las palabras en balas de plomo. Vertimos el metal fundido como nuestros antepasados alguna vez en el templo vertieron aceite en las menorot de oro”. Cuando las SS exigieron que se confiscaran los libros judíos de Vilna, una ciudad famosa por su extraordinaria universidad y biblioteca judía, Sutzkever ayudó a organizar el entierro de los textos más importantes, muchos de los cuales finalmente sobrevivieron a la guerra. También fue una figura clave en el contrabando de documentos valiosos del YIVO (“Instituto científico judío”). Cuando escuchó de la inminente liquidación del gueto, Sutzkever y su esposa se escaparon a Moscú.

Poco después de la guerra, con un clima cada vez más hostil en la Rusia estalinista, la pareja se fue a Francia y luego a Israel. Allí Sutzkever se enteró de las purgas estalinistas, que le costaron la vida a muchos escritores y artistas judíos quienes, como él, apenas sobrevivieron al nazismo. Finalmente se asentó en Israel, donde se convirtió en una figura central de la cultura idish. Además de continuar escribiendo, fundó una importante revista literaria idish y se comprometió a apoyar y a reunir a los artistas idish que sobrevivieron. En las décadas posteriores a la guerra, se rehusó a publicar muchos de sus poemas más angustiantes y desesperados del gueto. Finalmente, en 1979, publicó un libro con estos primeros escritos, aunque sólo después de mucha revisión. El poeta se mudó a Tel Aviv, donde se convirtió en una de las figuras más importantes de la cultura idish de la posguerra.

Referencias

Adler, H. & Richter, M., 1994. Gesänge aus der Stadt des Todes: Todeslagergedichte aus dem Wilnaer Ghetto 1941/42, Berlin: Hentrich.  

Arad, Y., 1980. Ghetto in Flames: The Struggle and Destruction of the Jews in Vilna in the Holocaust, Jerusalem: Yad Vashem: Martyrs' and Heroes' Remembrance Authority Ktav Pub. House.  

Freund, F., Ruttner, F. & Safrian, H. eds., Ess Firt Kejn Weg Zurik.: Geschichte und Lieder des Ghettos von Wilna, 1941-1943, Vienna: Picus.  

Leftwich, J., 1971. Abraham Sutzkever: partisan poet, New York: T. Yoseloff.  

Sutzkever, A., 1981. Burnt pearls: ghetto poems of Abraham Sutzkever., Oakville, Ont: Mosaic Press/ Valley Editions.