La ópera del compositor austríaco Ernst Krenek, Jonny spielt auf (“Jonny empieza a tocar”) se estenó en 1927 y fue uno de los íconos musicales más destacados de la República de Weimar. Fue muy popular y viajó por toda Europa y los Estados Unidos. Bajo el nazismo, la ópera se convirtió en uno de los blancos principales de la exhibición “Música degenerada” de 1938 y de promoción de las teorías de “degeneración” musical: el evento se publicitó con la imagen de un músico negro con características de simio, que tocaba el saxofón y tenía una Estrella de David.

Jonny Spielt Auf" taken from the CD "An Introduction to Entartete Musik", Courtesy of Decca Classics (www.deccaclassics.com/home.html).

Poster of the Entartete Musik exhibition (1938)