La canción fue interpretada por Miriam Harel y fue grabada por Gila Flam en Israel en 1985.

Polaco

El gueto de Lodz 1944
Letra: Miraim Haerl
Melodía: Polish folksong
 
Za kolczastym, silnym drutem,
 
Za kolczastym, silnym druten
Lódzkie getto, lódzkie getto, jest zakute.
 
Naokolo Niemcy wszedzie
Stad uciekac, stad uciekac nikt nie bedzie.
 
W getcie dziela zupy garnek,
I do tego sacharyny kilka ziarnek.
 
Moze dadza rzodkiew zgnila,
By sie w getcie, by sie w getcie jakos zylo.
 
Wczoraj odszedl transport duzy,
Nic dobrego, nic dobrego to nie wrózy.
 
Za drutami, za drutami
Wszyscy bedziem, wszyscy bedziem pochowani.

Español

El gueto de Lodz 1944
Letra: Miriam Harel
Melodía: Música polaca

Detrás de una fuerte valla de alambre de púas,
El gueto de Lodz, el gueto de Lodz queda sellado.
  
Rodeado de alemanes por todos lados,
Nadie se puede escapar de aquí.
  
En el gueto reparten una vasija de sopa,
Además, algunas migajas de sacarina.
  
Tal vez nos den rábanos podridos,
Así en el gueto, en el gueto, de alguna manera vamos a vivir.
  
Ayer, hubo un traslado importante,
No trae nada bueno, nada bueno.
  
Papá se fue, mamá se fue,
Me quedé sola, permaneceré sola hasta el final.
  
Detrás de una valla de alambre de púas
Estaremos todos enterrados.

La letra de esta canción fue escrita por Miriam Harel hacia el final de su estadía en el gueto, a fines de 1944. Se basa en una canción polaca Za Górami, Za Lasami (“Detrás de las montañas y los árboles”).

En esta canción Miriam expresa su desesperación. Aprendió la canción polaca original antes de la guerra a través del ama de llaves de la familia. Habla de una chica que va a bailar con algunos soldados y sus padres aparecen en el baile y le piden que vuelva a su casa. La niña les dice: “no quiero ir a casa, quiero bailar con los soldados”. La yuxtaposición de la letra nueva con una melodía que evoca tiempos de la preguerra más inocentes contribuye con el sentido de pérdida. 

En 1944 Miriam sintió la necesidad de expresar el destino del pueblo judío en el gueto. Escribió sobre sus vidas como prisioneros, sobre la falta libertad, comida y esperanza, todo menos del instinto primitivo de sobrevivir. Escribió la canción después de que su mejor amiga fuera trasladada. Las cosas empeoraron en el gueto y las pocas canciones que sobrevivieron de esta época de trabajo esclavo, hambre y desesperación claramente lo reflejan.